¿Qué alimentos debo incluir en mi dieta para preparar la piel para el bronceado?

La llegada del buen tiempo nos hace pensar en las próximas vacaciones. Nuestros primeros días de playa están por llegar; y, de repente, vuelve a la memoria la sensación de nuestra piel quemada en el primer contacto con el sol.

El año pasado, prometiste que este año no te iba a volver a pasar.

Este es el momento idóneo para empezar a preparar tu piel de una forma sencilla y natural; tan sólo tienes que empezar a incluir en tu dieta determinados nutrientes.

Como siempre, la alimentación juega un papel muy importante en la exposición solar.

Vitamina B

Es la encargada de la elasticidad y la protección del colágeno de la piel. Los alimentos ricos en vitamina B son las carnes, pescados, hígado, huevos, pan/cereales integrales, col rizada, kéfir, levadura y frutos secos.

Los alimentos procesados como el azúcar refinado, el café, el té y el alcohol disminuyen los niveles de vitamina B, por lo tanto, evítalos en la medida de lo posible.

Antioxidantes

Ayudan a prevenir y retrasar el daño celular. Podrás encontrarlos en frutas y verduras de color rojo (moras, frambuesas, arándanos, tomates), berenjenas, aguacate, col, brécol, cítricos (naranja, pomelo, mandarina, lima, limón), espinacas y cebollas.

Betacaroteno

Neutraliza los radicales libres culpables del envejecimiento prematuro de la piel; también aumenta la melatonina acelerando el bronceado. Este antioxidante está presente en las zanahorias (es el alimento con mayor concentración en betacaroteno), calabaza, tomate, albaricoques, melocotones, sandía, judías verdes, cítricos…

Agua

Es fundamental para evitar la deshidratación y favorecer el buen funcionamiento del organismo. Para conocer la cantidad de agua que tu cuerpo necesita solamente tienes que multiplicar tu peso por 0,04, y esa fórmula te dará como resultado los litros de agua que necesitas ingerir. Recuerda que a través del sudor se produce pérdida de agua; si eres de las personas que normalmente suda con el aumento de las temperaturas, bebe un poco más de lo necesario.

Vitamina C

Protege la elastina y el colágeno de nuestra piel. Son alimentos ricos en vitamina C todos los cítricos, los kiwis, las futas rojas, la papaya, y las verduras como las coles y las espinacas.

Vitamina E

Retrasa el envejecimiento de la piel. Los cereales, frutos secos y las legumbres tienen un alto contenido en tocoferol, como también se denomina esta vitamina.

Ácidos grasos

Hacen que la duración del bronceado aumente. Se encuentran en los aceites vegetales (oliva), en el pescado azul (sardinas, boquerones, corvina, caballa…) y en los frutos secos.

Así que ya sabes… aún estás a tiempo de preparar tu piel para los próximos meses. Elabora tu menú rico en todos estos nutrientes y luce un moreno espectacular este verano.

¡Una cosa! No lo olvides, aunque prepares tu piel con la dieta; tienes que seguir protegiendo tu piel con cremas de protección solar y renovarlas constantemente.